jueves, 21 de octubre de 2010

211010

como lázaro, el de betania, estuve o estoy
dormida
muerta

en esta cueva umbría cultivo la orquídea salvaje
y, en la húmeda pared, la palabra que cuenta
los días que faltan
los que han pasado

él debe venir: quizá me lo anuncie
su tacto robusto tocando la piedra
o la voz, el estigma

hace mucho que espero

este pueblo es lejos: hay
médanos al norte
niebla al sur
caballos ciegos en la llanura
trigos amargos

puede que hayan perdido el camino
o que el camino haya sido una ilusión

quizá la palabra ya fue pronunciada
pero no la escuché, era distinta
a la esperada
o fue corrompida en el camino
de la vida hacia la muerte

no hubo milagro, o ya se produjo
y es esta suave penumbra
este tremendo paraíso

martes, 19 de octubre de 2010

Idea Vilariño


















Estás lejos y al sur
allí no son las cuatro.

Recostado en tu silla
apoyado en la mesa del café
de tu cuarto
tirado en una cama
la tuya o la de alguien
que quisiera borrar
-estoy pensando en ti no en quienes buscan
a tu lado lo mismo que yo quiero-.
Estoy pensando en ti ya hace una hora
tal vez media
no sé.

Cuando la luz se acabe
sabré que son las nueve
estiraré la colcha
me pondré el traje negro
y me pasaré el peine.

Iré a cenar
es claro.

Pero en algún momento
me volveré a este cuarto
me tiraré en la cama
y entonces tu recuerdo
qué digo
mi deseo de verte
que me mires
tu presencia de hombre que me falta en la vida
se pondrán
como ahora te pones en la tarde
que ya es la noche
a ser
la sola única cosa
que me importa en el mundo.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Id

En el marco de “Célula de letras”

“Pequeñas residencias de literatura contemporánea”

Organizada por el Centro de Arte Contemporáneo Chateau


Lectura y conversaciones en torno a la poesía de Córdoba en Casa 13



Alejandra Baldovin / Martín Araujo

Juana Luján / Jorge Naparstek

+

Residentes invitados:

Marcelo Díaz (Río Cuarto) / Martha Piccat (Gral. Baldisera) / Estela Mary Tartufoli (Oncativo)

Sábado 25 de Septiembre - 21 hs.

En la generosa Casa 13, pasaje Revol casi Belgrano


sábado, 18 de septiembre de 2010

El Eternoretornógrafo-Luis Rogelio Nogueras

El joven poeta murmuró cerrando el libro
de Apollinaire:
“Este sí es un poeta...”
Y Apollinaire, el soldado polaco Wilhelm
Apollinaris de Kostrowitzky,
enterrado hasta la cintura en el fango de la trinchera
cerca de Lyon,
mirando la noche estrellada del 4 de agosto
de 1914,
la tierra seca, florecida de estacas y alambre de púas,
sembrada de minas esa noche de 1914,
mirando las bengalas azules, rojas, verdes
en el cielo envenenado por los gases
apretó el húmedo librito de Rimbaud mientras
sobre su cabeza pasaban silbando los obuses.
Y Rimbaud, haciendo sus maletas en Charleville,
echó junto a su ropa los versos de Villon.
Y Villon, el doce veces condenado, el apócrifo,
el inédito, pensó ante el patíbulo en las tres
cosas que más había amado: su mujer Christine, su leyenda,
la de él, la de Villon,
y el borroso recuerdo de unos versos
que hablaban de la noche del 711 en que Taric se apoderó
de Gibraltar.
Y el sombrío poeta árabe que escribió aquellos versos
la noche del 711 apoyándose
en la cimitarra
imitaba los versos que su abuelo le leía
en la lejana Argel;
y el abuelo de Argel había leído a Imru-ul-Qais,
al que Mahoma consideraba el primer
gran poeta árabe;
lo había leído una interminable
jornada en el desierto de Sahara (más húmedo ahora que entonces)
en la lenta marcha de los camellos y las teas
encendidas.
Y es probable que Imru-ul-Qais escribiera
en la lengua de Alá imitaciones de Horacio.
Y Horacio admiraba a Virgilio,
y Virgilio aprendió en Homero,
y Homero, el ciego, repetía en hexámetros los extraños poemas
que se susurraban al oído
los amantes en las estrechas calles de Babilonia
y Susa,
y en Babilonia y Susa
los poetas imitaban los versos de los hititas de Bog Haz Keui
y de la capital egipcia de Tell El Amarna,
y los poetas del 4000 a.n.e.
imitaban a los poetas del 5000 a.n.e.
hasta que el hombre de Pekín, en la húmeda caverna
de Chou-Tien
viendo arder lentamente sobre las brasas el anca
de un venado,
gruñó los versos que le dictaba desde el futuro
un joven poeta que murmuraba cerrando un libro
de Apollinaire.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Kirilov

Kirilov

"Parece que la consecuencia apremiante de tal actitud es obligarnos a preguntar si entre todas las formas de muerte no hay una más humana, más mortal, y si esa muerte por excelencia no sería la muerte voluntaria. ¿Darse muerte no es el camino más corto del hombre hacia sí mismo, del animal al hombre y, Kirilov agregará, del hombre a Dios? “Les recomiendo mi muerte, la muerte voluntaria, que viene a mí porque lo quiero.” “Suprimirse es el más estimable de los actos, con él casi se adquiere el derecho de vivir.” La muerte natural es la muerte “en las condiciones más despreciables, una muerte que no es libre, que no llega cuando es necesario, una muerte cobarde. Por amor a la vida, debiera desearse una muerte por completo diferente, una muerte libre y conciente, sin azar y sin sorpresa”. Lo que dice Nietzsche resuena como un eco de libertad. Uno no se mata, pero puede matarse. Es un recurso maravilloso. Sin ese balón de oxígeno a mano, nos ahogaríamos, no podríamos vivir. La muerte cercana, dócil y segura hace posible la vida porque es justamente lo que da aire, espacio, movimiento alegre y ligero: es la posibilidad.

La muerte voluntaria parece plantear un problema moral: acusa y condena, promedia un juicio final. O bien aparece como un desafío a una omnipotencia exterior: “Me mataría para afirmar mi insubordinación, mi nueva y terrible libertad.” Lo nuevo del proyecto de Kirilov es que no sólo piensa elevarse contra Dios matándose, sino verificar en su muerte la inexistencia de ese Dios, verificarla para él y mostrarla a los otros. (…) ¿Por qué el suicidio? Si muere libremente, si sufre y prueba su libertad en la muerte y la libertad de su muerte, habrá alcanzado lo absoluto, será ese absoluto, absolutamente hombre, y no habrá otro absoluto sino él. (…) Dios juega su existencia en esa muerte libre que se asigna a un hombre resuelto. Si alguien es dueño de sí hasta la muerte, dueño de sí mediante la muerte, será entonces dueño de esa omnipotencia que nos llega por la muerte, la reducirá a una omnipotencia muerta. Así el suicidio de Kirilov se convierte en la muerte de Dios. De allí su extraña convicción de que ese suicidio inaugurará una nueva era, será la línea divisoria de la historia de la humanidad y que, precisamente después de él, los hombres ya no tendrán necesidad de matarse, porque su muerte, haciendo posible la muerte, habrá liberado la vida, la habrá vuelto plenamente humana."


Nota: el fragmento fue extraido de la obra El espacio literario, Maurice Blanchot, Ediciones Paidós

sábado, 11 de septiembre de 2010

Muñeca brava-La puñalada



El grupo se inicia en el mes de Diciembre del 2001, con la idea de recrear Tangos compuestos entre 1915 y 1940, aproximadamente. Está integrado por Germán Arens (Cantor), Francisco Romagnoli (Guitarra), Fernando Luciani (Guitarra) y Sergio Arens (Guitarra),. Su búsqueda estilística rememora a las guitarras que solían acompañar a Carlos Gardel, Agustín Magaldi y Edmundo Rivero. El repertorio de "La Puñalada" se nutre de un minucioso anecdotario reo legado por autores tales como Pedro Medina, Celedonio Flores, Yacaré, Eduardo Giorlandini, Enrique Santos Discépolo, Enrique Cadícamo y Pascual Contursi entre otros; que hacen del peringundín, la gayola, el feca, la yeca y el bulín lugares comunes por donde transitan cafiolos, milongueras, escrushantes, escabiadores, mujeres engrupidas, malevos y sensibleros bohemios. "Pucherito de Gallina", "Muñeca Brava", "Las Diez de última", "Yira - Yira", "Aguja Brava" o las milongas "Tortazos" y "Desde la cana" son claros ejemplos del tinte arrabalero que los caracteriza como grupo . Los muchachos de "La Puñalada" tienen su residencia en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca. En varias oportunidades se han presentado junto a Eduardo Giorlandini - Miembro de la Academia Porteña de Lunfardo y Compositor de "Aguja Brava" - (tango que musicalizara Edmundo Rivero), trabajando de forma interactiva en Seminarios de Lunfardo, Charlas y Recitales. De manera independiente lo hacen en Bares, Restaurantes, Teatros y demás reductos tangueros.

Leer más: http://www.myspace.com/punialada#ixzz0zEQFEJ1b

domingo, 5 de septiembre de 2010

A TU LUMBRE NÁUFRAGA-Salvatore Quasimodo

Nazco a tu lumbre náufraga,
ocaso de aguas límpidas.

De hojas serenas arde
el aire consolado.

Desarraigado de los vivos,
corazón transitorio,
soy un límite vano.

Tu don tremendo
de palabras, Señor,
asiduamente pago.

Despiértame de entre los muertos:
cada uno ha tomado su tierra
y su mujer.

Tú me has mirado dentro,
en la oscuridad de las vísceras;
ninguno tiene mi desesperación
en su alma:

soy un hombre solo,
un solo infierno.

(Del libro Erato e Apóllion)

miércoles, 25 de agosto de 2010

250810

no, mi casa no se derrumbó,
no temblaron los vidrios
ni la araña cayó de la amapola del infierno

todo vino, empezó adentro:
nos tragaba un ojo

éramos o somos
el pan corruptible

por cada hueso hubo una boca
un diente
un hambre distinto

feroz, el ojo eligió
al Imprescindible
al Dulce
al que sigue cantando

somos tan tristes sin él
a veces no hay de qué hablar, ¿sabe?
no hay fuerza para decir las cosas de la vida

pero llega la lluvia, a veces,
que es mansa y hace música en las canaletas

llega la lluvia por el este para ungir la herida
para hacer grandes las flores de carne

de ángel se pone el patio

detrás del ligustro, el Dulce renace
me dice: poné, hermanita, tu mano
en mi corazón

hace el mismo ruido que los caballos
¿viste?
¿no es un milagro?

domingo, 15 de agosto de 2010

150810

para la liebre, la luz de la linterna del cazador
es un pequeñísimo y muy raro amanecer

como en cada mañana, se pone frente a la luz
y sabe que debe decir su oración, sabe
que es la hora en que se halla el rocío en el matorral o
la tibia pelusa de la cría

para la liebre, no encandilada sino sumisa
ante el amor del sol,
el tiro de escopeta semeja el sonido
de una bandada disparándose al aire

aún si el fuego penetra su carne,
aún si cae, su cuerpo no entiende
el triunfo del que caza, su viciado deporte

entiende, sí, el sueño que le embarga
y eso es siempre así

cada mañana

lunes, 9 de agosto de 2010

090810

hola, nena de mí
¿dónde estuviste?

pasé mil veces frente al árbol donde te colgué
te vi pidiéndome agua
te vi diciendo: quita, hermana mía,
esta mosca dolorosa de mi corazón

y yo, nada,
me divertía si otros niños te tiraban con cerbatana
si los perros iban a comer de tus ojos
si tenías sed o miedo de lo oscuro

en las noches con lluvia te escuchaba:
tu voz era una música antigua y triste
decía cosas de la muerte

eras la nena oscura de dios
eras la nena de las mazorcas encendidas
eras la nena de la historia amarga
eras la nena perra cuando olfateabas la foto
del que se fue siempre

nena de mí, hoy vengo a quererte,
hermana
nena, nena de la pequeña sangre ida
fémina
rara flor de lo nunca
¿dónde estuviste?

domingo, 8 de agosto de 2010

Diario de viaje día 61-Martín Araujo

Hay un momento del viaje en que se acaba el viaje. O que, mejor dicho, muta y se hace otro, porque en verdad el viaje nunca acaba. Lo podemos ver en la última peli de Nolan, lo podemos pensar con el Cortázar más almibarado y también en el bellísimo Matadero 5 de Vonnegut. El viaje es como el ritmo.
Pero hay un momento en el que el viaje se encausa, se entronca, derrapa. Es la amenaza del cese, del enraizado, del cachado.
La fijeza es una respuesta del cuerpo, como un virus. Una defensa, una reacción, un anticuerpo. La consunción del sistema inmunitario, la vaccin del viajante.
De repente, un lugar confortable. Un oasis o la impresión de un oasis. Espejismo. ¿Espejismo? Nada se sabe de si es un sueño en el sueño. O cuando deja de ser sueño. O si hubo alguna vez sueño.
Reglas de mercado claras. Cuotas y tarjetas crediticias. Autos accesibles. Transporte público en horario. Urbanización eficiente. Empleos customizados. Cerveza barata.
Un día despertás y ves que en el espejo no hay nada. Una bolsa de arena o peor, arena suelta, remolino. El café pasa de largo y sos arena húmeda y oscura, saco roto. Bajas hasta la piscina, dejas el apartamento a oscuras, la alberca, ves que sobre la rufa sube el sol, sube y sube, hasta que desaparece. Pareces uno de esos personajes chilos a los que le crecen globos por manos. Globos rojos de gas comprimido, estáticos.
Es la inflexión, la coda del viaje. Escuchás que te habla el cactus, oh San Pedro gigante, luz de la reflexión, devuélveme el camino. Y el camino se abre así a tus pies, ancho y deforme.
Y te vas pateando feliz sin saber que en el taco de la bota llevás pegada una copia de la Ley de Arizona. Y un wanted con tu imagen, la foto en traje de taekwondo, a tus ocho años.

El autor escribe aquí



Rodney Smith


jueves, 5 de agosto de 2010

La delicadeza

Principio de delicadeza

Me es necesario volver -para partir otra vez- a una cita de Sade que di el año pasado sobre el principio de delicadeza:
"La marquesa de Sade le pide al marqués prisionero que le haga enviar la ropa sucia (conociendo a la marquesa: ¿para qué otro fin si no para hacerla lavar?); Sade finge ver otro motivo, propiamente sadiano: "Encantadora criatura, quieres mi ropa sucia, mi vieja ropa? ¿Sabes que eres de una delicadeza consumada? Advierte cómo percibo el precio de las cosas. Escucha, ángel mío, tengo todo el deseo del mundo de satisfacerte en esto, pues ya sabes que respeto los gustos, las fantasías por barrocas que sean, las encuentro a todas respetables, porque uno no es su amo, y porque la más singular y bizarra de todas, bien analizada, remite siempre a un principio de delicadeza"". (Sade, Fourier, Loyola, p. 174)
No separar jamás una conducta del relato que se hace de ella, pues el verbo penetra el acto de lado a lado. La enunciación de Sade deja ver lo que es el principio de delicadeza: un goce de análisis, una operación verbal que desbarata lo esperado (la ropa está sucia para ser lavada) y deja entender que la delicadeza es una perversión que juega con el detalle inútil (infuncional): el análisis produce lo menudo (un sentido posible de "delicado", pero etimología dudosa), y es este recorte y esta inversión lo gozoso... podría decirse: goce de lo fútil. En suma, delicadeza: el análisis que no sirve para nada. Tal es el fondo, el telón semántico.

Del libro Lo neutro (notas de cursos y seminarios en el Collége de France, 1977-1978)
págs. 76-77
Roland Barthes
Siglo veintiuno editores Argentina

Saggi

Ensayos de Pier Paolo Pasolini traducidos por Esteban Nicotra.

jueves, 29 de julio de 2010


"Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria.
Nunca perdí mis raíces. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa en el Sanatorio Güemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles.
Le dimos importancia también a la investigación clínica en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo. En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces.
La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada).
Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente.
Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía.
A pesar de que los directores aseguraban que no había "retornos", yo conocía que sí los había.
De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo.
Este era nuestro único contacto.
A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación.
Primero con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacción nos ha dado y luego la construcción del Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular.
Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado.
La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno.
Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.
¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno!
Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica.
Lo mismo ocurre con el Pami. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país.
Valga un solo ejemplo: el Pami tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico, no a mí directamente).
Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda.
El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.
Lo mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga).
El médico que envía a estos pacientes por el famoso "ana-ana" sabe, espera recibir una jugosa participación del cirujano.
Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no opera más!
¿De dónde proviene este infundio?
Muy simple: el paciente es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. "Pero cómo, usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?". "Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe". ¡El cirujano "de real valor" además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los honorarios!
Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las "indicaciones" de su cardiólogo. "¿Doctor, usted sigue operando?" y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre.
Muchos de estos cardiólogos, son de prestigio nacional e internacional. Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna "lecture" de significación.
Así ocurrió cuando la de Paul D. White lecture en Dallas, decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos.
Pero aquí, vuelven a insertarse en el "sistema" y el dinero es lo que más les interesa.
La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar.
Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter, Eco, Cámara Gamma y etc., etc.) los cateterismos, las angioplastías, etc. etc., están incluidos.
No es la única institución. Médicos de la Fundación me han mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado, visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle "la operación económica" y ¡entregará el "sobre" correspondiente!.
La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar.
Es fácil decir "no hay camas disponibles".
Nuestro juramento médico lo impide. Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica.
En Estados Unidos, las grandes instituciones médicas, pueden realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben. Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una!
Aquí, ni soñando.
Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros!.
Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta.
¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?
Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.
La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de renuncia a la C. Clinic, le decía al Dr. Effen que sabía de antemano que iba a tener que luchar y le recordaba que Don Quijote era español!
Sin duda la lucha ha sido muy desigual.
El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse.
Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al "sistema".
Sí al retorno, sí al "ana-ana".
"Pondremos gente a organizar todo". Hay "especialistas" que saben como hacerlo. "Debés dar un paso al costado. Aclararemos que vos no sabés nada, que no estás enterado". "Debés comprenderlo si querés salvar a la Fundación".
¡Quién va a creer que yo no estoy enterado!
En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta extremadamente difícil.
No puedo cambiar, prefiero desaparecer.
Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: "A mí no me ha derrotado nadie".
Yo no puedo decir lo mismo.
A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla. Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las "leyendas del milenio" en cirugía cardiovascular. El año pasado debí participar en varios países, desde Suecia a la India, escuchando siempre lo mismo. "¡La leyenda, la leyenda!"
Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación.
Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.
Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza.
Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz.
Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata.
No puedo cambiar. No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía.
El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano.
Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.
Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural.
Perdónenme, pero creo, es cierto.
Espero que me recuerden así.
En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta.
En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados.
El lunes no podría dar la cara.
A mi familia, en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años.
No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.
Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.
Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles.
Un abrazo a todos,
René Favaloro, Julio 29-2000 -14,30 horas.

domingo, 18 de julio de 2010

180710

en días me asiste una clara voluntad de morir

es como la maldad:
llega de pronto y me manda
a su juego
a su fiebre

¿soy, entonces, la niña obligada?
¿la bruja?
¿la muerta?

¿qué puedo decir yo del dolor más que mi parte?

tengo un libreto, soy buena
fingiendo

si narcisa: me mojo, apenas,
el pelo
si ofelia: canto
si juana: mientras rezo,
levanto la pollerita a la virgen y digo
abajo es una muñeca

el cuervo viene, calla
desea o condena mis juegos
y espera

espera

jueves, 8 de julio de 2010

Ferlinghetti (cortesía Aldo Luis Novelli)

Lawrence Ferlinghetti

Inédito en castellano
Traducción de Esteban Moore, para Prometeo
Buenos Aires, Diciembre, 2008.

Los bosques de Arcadia están muertos,
su antiguo júbilo ha sido enterrado;
desde siempre el mundo se alimentó con sueños
ahora la gris verdad es su juguete pintado...
-William Butler Yeats-

Sí, qué tiempos estos
cuando escribir un poema sobre el amor
es casi un crimen
pues contiene tantos silencios
acerca de tantos horrores...
-Inspirado en Bertolt Brecht-

“Nos disculpamos por los inconvenientes,
pero esto es una revolución.”
-Subcomandante Marcos-

Te estoy enviando señales a través de las llamas.
El polo norte ya no se halla donde solía estar.
El destino manifiesto ya no se manifiesta.
La civilización se autodestruye.
Némesis golpea a la puerta.
¿Para qué sirven los poetas en épocas como éstas?
¿Cuál es la utilidad de la poesía?
La condición del mundo pide auxilio para que la poesía lo salve.
Si aspiras a ser un poeta, crea obras capaces de responder al desafío de los tiempos apocalípticos, aun cuando esto signifique que tu tono sea apocalíptico.
Tú eres Whitman, eres Poe, eres Mark Twain, eres Emily Dickinson y Edna St. Vincent Millay, eres Neruda y Mayakovsky y Pasolini, eres un norteamericano o un extranjero, puedes conquistar a los conquistadores con palabras.
Si aspiras a ser un poeta, escribe periódicos vivientes. Sé un reportero del espacio exterior que envía sus despachos a algún editor supremo que cree en la total revelación de los hechos y tiene un bajo umbral de tolerancia ante la mentira y sus mierdas.
Si aspiras a ser un poeta, experimenta con todo tipo de poéticas, rotas gramáticas eróticas, religiones extáticas, efusiones paganas hablando en lenguas, rimbombante discurso público, escritura automática, apreciaciones surrealistas, monólogos interiores, sonidos hallados, delirios y enojos -para crear tu propia voz, tu voz que subyace allí, una voz límbica, tu voz original, una voz primal.
Si dices que eres un poeta, no te quedes sentado ahí nada más. La poesía no es una ocupación sedentaria, no es la práctica del “sentados, por favor”. Párate y tírales con lo que tengas.
Tienes que desarrollar una visión amplia, cada mirada un atisbo del mundo. Expresa la vasta claridad del mundo exterior, el sol que nos ve a todos, la luna que derrama sus sombras sobre nosotros, los quietos estanques en los jardines, sauces donde canta el oculto zorzal, el atardecer que cae sobre las riberas del río, y los grandes espacios que se abren hacia el horizonte sobre el mar... la alta marea y el canto de la garza real... Y la gente, sí, la gente, en toda la tierra, hablando las lenguas de Babel. A todas ellas dales una voz.
Tienes que decidir si el canto de los pájaros canta el éxtasis o la desesperación, así sabrás si eres un poeta trágico o lírico.
Si aspiras a ser un poeta, descubrí una nueva manera para que los mortales habiten la tierra.
Si aspiras a ser un poeta, inventa un nuevo lenguaje que todos puedan entender.
Si aspiras a ser un poeta, habla las nuevas verdades, aquellas que el mundo no puede negar.
Si aspiras a ser un poeta, esfuérzate en transcribir la conciencia de la raza.
A través del arte, dale un orden al caos de la vida.
Crea nuevas noticias.
Escribe más allá del tiempo.
Reinventa la idea de la verdad.
Reinventa la idea de la belleza.
En la primera luz intensidad poética.
En la noche intensidad trágica.
Escucha el rumor de las hojas y la música de la lluvia.
Apoya tu oreja sobre el suelo y escucha el movimiento de la tierra, el surgimiento del mar, y los lamentos de los animales que están muriendo.
Concibe el amor más allá del sexo.
Cuestiona todo y a todo el mundo, incluyendo a Sócrates, que cuestionó todo.
Cuestiona a “Dios” y a sus amiguitos en la tierra.
Sé subversivo, cuestionando constantemente la realidad y el status quo.
Esfuérzate en cambiar al mundo de tal manera que ya no habrá necesidad de ser un disidente. Hiphopea y rapea tu camino hacia la liberación.
Intenta ser un animal que canta, que se ha transformado en el proxeneta de un rey pacifista.
Lee entre las vidas y escribí entre las líneas.
Tus poemas deben ser algo más que avisos clasificados para los corazones rotos.
Un poema debe cantar y volar con vos o será un pato muerto con un alma en prosa.
Un poema lírico debe elevarse más allá de los sonidos hallados en la sopa de letras.
Escribe las palabras de los astrónomos que han visto con Heinrich Olber el sitio donde todo es luz.
Recuerda que “la noche, unas pocas estrellas” tiene más fuerza poética que todo un catálogo de los cielos.
La imágenes en tu poema debieran ser jamais vu, nunca déjà vu.
Las palabras pueden salvarte allí donde las armas son inútiles.
Decide si un poema es una pregunta o una declaración, una meditación o una protesta.
Reinventa a América y al mundo.
Trepa la estatua de la libertad.
Desconfía de la metafísica, confía en la imaginación y refertilízala.
En lugar de intentar huir de la realidad zambúllete en las carnes del mundo.
Si dices que eres un poeta, cántalo no lo conceptualices.
No permitas que se diga que una imaginación indolente ahogó la basura de tu corazón.
Reúne nuevamente la narración de una historia y la voz viviente.
Sé el narrador de grandes historias, incluso de las más oscuras.
Dale una voz a las calles sin lengua.
Convierte las palabras comunes en poco comunes.
Peléate con el destino del hombre como lo hacen los amantes celosos.
Besa el espejo y escribe sobre él lo que ves y oyes.
Poeta, sé el espía de Dios, si Dios existe.
Artista, retrata su ojo, si es que tiene uno.
Sé un oscuro ladrador frente a las carpas de la existencia.
Observa la rosa a través de anteojos con los colores del mundo.
Sé un ojo entre los ciegos.
Baila con los lobos y cuenta las estrellas, incluso aquellas cuya luz aún no ha llegado aquí.
Sé inocente, no seas cínico, como si recién hubieras aterrizado sobre la tierra, asombrado al observar el sitio donde has caído.
Cuestiona con un corazón puro el inescrutable significado de las cosas y nuestro destino tragicómico.
¿Tienes el don del encanto y estás rodeado del asombro?
¿Tienes el loco sonido?
Sé un tonto zen.
El brillo de sol de la poesía lanza sombras.
También tienes que pintarlas.
Nunca podrás ver u oír o sentir demasiado.
Si puedes soportarlo.
Lucha para recobrar la inocencia del ojo de la infancia.
Compone sobre la lengua, no lo hagas sobre la página.
Como un budista, escucha el ritmo de tu propia respiración.
Bajá la voz y habla desde tu pecho, no lo hagas a través de la nariz.
Cuando leas tus poemas, no trates de romper los cristales de las ventanas del barrio vecino.
En este arte, no tienes maestro de canto, salvo tu oído interior.
Serás tan grande como tu oído.
Si éste es de lata, mala suerte.
Igual que los humanos los poemas poseen defectos fatales.
Canta, ¡Hola!
Escribe un interminable poema sobre tu vida en la tierra o cualquier otro lugar, una poesía más grande que la vida.
Un gran poema deberá nacer de la suma de todos tus poemas, registrando más que la superficie de la realidad, más que “aquello que pasa por la ventana”.
Halla la realidad más allá de sí misma, si existe tal cosa.
Tu lenguaje debe cantar, con o sin rima, para justificar que éste sea en la tipografía de la poesía. Tienes que hacer algo más que poesía de “la palabra hablada”, haz poesía de la “palabra cantada”.
Apoya tu voz en un instrumento musical o otros sonidos y deja que tus poemas florezcan en canto.
Escucha a los cantantes folklóricos del pasado y del presente que son los verdaderos poetas del canto.
Lee entre las líneas del discurso humano.
Haz que tu mente aprenda a recorrer el camino alrededor de tu corazón.
Tu vida es tu poesía.
Si no tienes corazón escribirás poemas sin garra.
Elude lo provinciano, busca lo universal.
No talles piedras.
Sumérgete en el mar buscando la poesía, cada poema es un pez con vida.
Di lo indecible, haz visible lo invisible.
Piensa subjetivamente, escribe objetivamente.
Persigue la literalidad de la imaginación.
Lo concreto es lo más poético.
Imagina largos pensamientos en breves oraciones.
Si aspiras a ser un poeta no pienses que los subterfugios del pensamiento son poesía.
Tres líneas cualesquiera no hacen un haikú.
Se necesita una epifanía para que se produzca.
Luego de una lectura de poemas no te sometas a una sesión de preguntas y respuestas.
La poesía excita las mentes.
Las preguntas y respuestas rebajan la poesía a prosa.
¿Acaso le preguntan a un cantante folk que explique sus canciones?
Como un campo de girasoles, el poema no debe ser explicado.
Si un poema debe ser explicado, esto es el fracaso de la comunicación.
Un poeta no debe discutir el arte de la poesía o el proceso creativo.
Es más que un secreto del oficio, mistificándose en sus misterios.
Lo que diga un poeta acerca de su trabajo es una defensa que no debería llevar a cabo.
¿Quieres ser un gran escritor o un gran académico, un poeta burgués o un poeta radical en llamas?
¿Puedes imaginar a Shelley asistiendo a un taller de escritura?
Sin embargo los talleres de poesía pueden desarrollar comunidades de amistad poética en el corazón de América, donde tantos pueden sentirse solos y perdidos pues no hallan espíritus afines.
Si tienes que enseñar poesía golpea la pizarra con la tiza de la luz.
idea, sólo en los sentidos.
Nihil in intellectu quod non prius in sensu.
Si aspiras a ser un gran poeta, relaciónate con poetas que piensen.
Son difíciles de hallar.
La poesía del pensamiento se abstiene del éxtasis.
Lee a los novelistas épicos, los poetas proféticos, los grandes contadores de historias, las grandes mentes.
Frecuenta las librerías.
¿Qué tienes en la mente?
¿Qué piensas hacer?
Abrí la boca y deja de balbucear.
No tengas la mente tan abierta, pues se te puede caer el cerebro.
Transfórmate en una mente nueva y hazla más nueva aún.
Barre lejos las telas de araña.
Cultiva la disidencia y el pensamiento crítico.
El primer pensamiento puede ser el peor pensamiento.
Persigue la ballena blanca pero no le claves el arpón.
En lugar de ello captura su canto.
Otórgate permiso para realizar deslumbrantes vuelos de la imaginación en fantásticos planeos. Tienes que ir más allá de las grandes expectativas y las más terribles profecías que todos albergamos.
Si aspiras a ser un gran poeta, sé la conciencia de la raza.
Resiste mucho, obedece menos.
Desafía al capitalismo con su disfraz democrático.
Desafía todos los credos políticos, incluido el populismo revolucionario y el socialismo patotero. Considera el sufismo, especialmente su éxtasis tántrico en el cual la poesía compuesta en la lengua es la guía hacia el corazón y también hacia el alma.
Glorifícate en el pesimismo del intelecto y en el optimismo de la voluntad.
No soples burbujas de desesperanza.
La poesía es semilla y pimpollo, no es una ramita.
Fúmala para volarte.
Genera alegría colectiva frente al rostro del desaliento colectivo.
Libera secretamente todo ser que veas en una jaula.
Libera a los pobres y enfurece a los déspotas.
Haz sonar tu grito bárbaro sobre los techos del mundo.
Grazna el gran graznido.
Siembra tus poemas con la sal de la tierra.
Defiende a los tontos y locos.
Observa la eternidad en los ojos de los animales.
Observa la eternidad, no una próxima noche, sino esta noche.
Expresa lo inexpresable.
No seas demasiado complejo para el hombre de la calle.
Sé un ave de canto, no un papagayo.
Sé un canario en la mina de carbón.
(Un canario muerto no es solamente un problema ornitológico.)
Sé también un gallo que despierta al mundo.
Escribí poemas breves con la voz de los pájaros.
El canto de los pájaros no es producido por máquinas.
Dale alas a los poemas para que vuelen hacia las copas de los árboles.
No complazcas, muy particularmente no complazcas al público, ni a los lectores, ni a los editores. No halagues a la Mente Media de América ni a la sociedad de consumo.
Sé un poeta no un mercachifle.
No desmerezcas a los académicos que sostienen que el poema debe contener integridad, armonía, radiaciones, verdad, belleza, bondad.
Hazte al mar en barcos, o trabaja cerca del agua, y rema en tu propio bote.
¿Por qué escuchar a los críticos que no han producido grandes obras?
No produzcas poesía por metro.
No escribas segundas versiones de las realidades virtuales.
Sé un lobo en la majada de corderos del silencio.
No patines en la cáscara de banana del nihilismo, incluso cuando escuches el rugido de la nada. Tienes que llenar el oscuro abismo que bosteza detrás de cada rostro, cada vida, cada nación.
Haz un poema de cada una de tus experiencias y sobreponte a la miopía del momento actual. Atrapa instantes, cada segundo es una pulsación del corazón.
Oculta tu celular y estate aquí y ahora.
Busca lo permanente en lo evanescente, en lo que huye.
Haz ondas permanentes, y no sólo en las cabezas de las mujeres, estilizadas en la peluquería.
No juegues con tu bigote en sótanos desesperanzados escribiendo boberías incomprensibles.
¿Por qué vivir en las sombras?
Hazte un lugar en el barco del sol.
No permitas que digan que tu poesía es una mierda.
No permitas que digan que tu poesía es para los pájaros.
Ríe a carcajadas de aquellos que dicen que tus poetas son unos inadaptados o terroristas potenciales y un peligro para el estado.
No permitas que digan que tu poesía es una neurosis de la cual muchos no se recuperan.
Ríe de aquellos que dicen que toda la poesía ha sido escrita por el espíritu santo y que tú eres solo un escritor fantasma.
Nunca, nunca creas que la poesía es irrelevante en las épocas oscuras.
No permitas que digan que los poetas son parasitos.
Ríe de aquellos que sostienen que la poesía es subvencionada por la Inseguridad Social.
No les creas cuando te dicen que nadie invierte una moneda en la poesía en el mercado de valores de nuestra cultura de los casinos.
No abras tu boca, salvo que tengas la urgencia del canto.
Si no tienes nada que decir no lo digas.
No sermonees de este modo.
No digas No.
Búrlate de aquellos que dicen que vivís en el mundo de los sueños.
Sueña tu propia realidad.
Acampa en las riberas de la realidad.
Ríe de aquellos que te dicen “Escriba prosa, joven, escriba prosa”.
Sal de tu ropero.
Ahí adentro hay demasiada oscuridad.
Ten el valor de ser un insurgente poético no violento, un antihéroe.
Templa lo intemperante de tu voz con la compasión.
En las viñas de la ira cosecha las uvas para hacer el vino nuevo.
Recuerda que los hombres y las mujeres, seres sufrientes, viven el éxtasis y el dolor infinitamente.
Levanta las persianas, abrí tus cerradas ventanas, eleva el techo, retira las cerraduras de las puertas, pero no arrojes los tornillos a la basura.
No destruyas el mundo si no tienes algo mejor para reemplazarlo.
Desafía a Némesis, la diosa vengativa, la diosa de la envidia.
Comprométete con algo más allá de vos mismo.
Demuestra tu pasión. ¿Si pudieras arrebatar la fama de las llamas, dónde estaría tu arco ardiente, dónde tus flechas del deseo, dónde tu incendiado ingenio?
Cuando el poeta se baja los pantalones, su “ars poetica” como sus nalgas deben ser evidentes, abriéndole el paso a las erecciones líricas.
Las clases dirigentes comienzan las guerras, las clases bajas combaten en ellas.
Los gobiernos mienten.
La voz del gobierno no es la voz del pueblo.
Habla.
Actúa.
El silencio es cómplice.
Se el tábano del estado, pero también su luciérnaga, su bicho de luz.
Y si tienes dos piezas de pan, haz como hicieron los griegos, vendé una y con la moneda del reino compra girasoles.
¡Despiértate, el mundo está en llamas!
Que tengas un buen día.

sábado, 26 de junio de 2010

260610

en el fuego de la cocina calenté un ladrillo

lo llevé a la cama, del lado
donde yo no duermo

le dije: amor mío
cuánto te parecés al anterior
la misma mudez, la misma

carencia de ideas,
el mismo virgen corazón
de no haber sentido, nunca,
nada

miércoles, 16 de junio de 2010

160610

atrás de la puerta no hay
la cruz
el lobo
el chorreado damasco de la gloria

hay un patio donde corren
los caballos
la niebla baja del sur

es de noche y
se mueve, con el viento, el farolito

parpadea el angel de la muerte
una rosa se abre
se cierra
y yo respiro aquí mi pobre
pedazo de eternidad

domingo, 6 de junio de 2010

1 poema de Lía Venero

yo fui la señora de xibalbá,
el gajo negro en la correntada de tu corazón

te escuché, cada día, llegar
irte
seguir por los cauces donde anidan
los lagartos, el crespín

allí yo encendía un brasero, echaba
mi sangre al fuego
para que te llamara
para que hablara por mí

vos fuiste un jaguar, y viniste
por el camino antiguo del juncal

en el muro de mi casa, dejaste
la larga huella de tus uñas
el trueno ronco de la voz
el brillante éxtasis de tus ojos

como un oscuro río de hormigas
entraste y saliste
para moler la piedra, los tejidos
el molino
toda la carne de la penumbra

miércoles, 2 de junio de 2010

Adjetivo-Germán Arens

Son pocas
las personas recibidas en mi casa.

Por una mala disposición de mi …
pocas me generan algo bueno.

Soy un ser social
y acepto el adjetivo por esperar a quien no llega.


Este poema lo robé de ACÁ.
MÁS ABAJO hay más arte de Germán.
Y por este lado, se puede escuchar su BUENA MÚSICA.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Dora Narra







El Jueves 3 de Junio, a las 19, 30 hs. en Museo Genaro Pérez, se presentará la antología de narradoras Dora narra, co-edición de las editoriales Recovecos y Caballo Negro.
Actuará MA Yon-chi con Impulsive Sugar Rush

miércoles, 5 de mayo de 2010

050510

muchas veces fuimos pobres
no había dinero para ropa o música, pero
el taladro magnífico de dios
caía contra la mañana

las palomas se desbandaban
como si vieran
la comadreja o el halcón

un pedazo de mí entraba en la amargura
como en el pozo del molino
donde la serpiente infectaba
el agua de beber

yo tenía pocos años y ya era
rigurosamente anciana

sabía que el altísimo podía aplastarme la cabeza
enfermar nuestras ovejas
quitarnos el verano, la poca dicha

pero igual miraba siempre para arriba
y bajito decía
que sí, señor, venga a mí la destrucción
lo que deba venir
soy tu surco, señor,
soy tu surco

domingo, 2 de mayo de 2010

020510

1-

¿alguien fue por la mañana?
¿alguien abrió su cuerpo
a la venida de la paloma?

estamos en la noche
y en la noche pasta
la torpe bestia
ocurre
su sedoso trance

va y viene por la casa

su aliento
empaña los vidrios
los ojos

algo azul viene por nosotros
y no es el ángel

2-

nos cruza el látigo de la sombra

aquí y allá los hombres encienden la radio
intentan el sueño, orillan
la casa prohibida, dicen
el nombre del monstruo

3-

en mi cuarto, de noche
respira un animal

abre su fosfórica boca
al hambre de mi corazón

a veces la sangre corre y yo no sé
dónde
porqué

ambos crecemos en el odio
crecemos en la flor del odio
en los rumores dulces
de esta primavera invertida

martes, 20 de abril de 2010

Festival Internacional de Poesía Buenos Aires 2010

PROGRAMA


Domingo 25 de abril
Sala Jorge Luis Borges

20:30
Apertura del Festival
Palabras de Graciela Aráoz (San Luis, residente en CABA)

Antonio Gamoneda (España)
Presenta: Graciela Aráoz


Lunes 26 de abril
Sala Julio Cortázar

17:30
Recital de poesía
Luis Raúl Calvo (CABA), Macky Corbalán (Neuquén), José María Memet (Chile) y Francisco Daireaux (CABA)
Coordina: Poly Balestrini (CABA)

19:00
Charla: El pudor de la poesía por Luis Gusmán (CABA)
Presenta: Juan Pablo Bertazza (CABA)

19:50
Recital de poesía
Rodolfo Edwards (CABA), Danilo Incerti (La Pampa), Leonardo Martínez (Catamarca, residente en CABA) y Jaime B. Rosa (España)
Coordina: Aldana Gaggero (CABA)


Martes 27 de abril
Sala Julio Cortázar

19:00
Recital de poesía
Elena Anníbali (Córdoba), Leopoldo Castilla (Salta, residente en CABA), Pedro Enríquez (España) y Beatriz Schaefer Peña (CABA)
Coordina: Inés Manzano (CABA)

20:30
Recital de poesía
Alfredo Luna (Catamarca, residente en CABA), Esteban Nicotra (Córdoba), Hilda Rais (CABA) y Adnan Ozer (Turquía)
Coordina: Gisella Galimi (CABA)


Miércoles 28 de abril
Sala Julio Cortázar

17:30
Recital de poesía
Concepción Bertone (Santa Fe), Lourdes González Herrero (Cuba), Darío Jaramillo Agudelo (Colombia) y Alberto Szpunberg (CABA)
Coordina: Laura López (CABA)

19:00
Recital de poesía
María Julia De Ruschi (CABA), Bruno Di Benedetto (Chubut), Hélène Dorion (Canadá) y Miguel Ángel Federik (Entre Ríos)
Coordina: Juan Pablo Bertazza (CABA)

20:30
Cierre del Festival
Yutaka Hosono (Japón)
Presenta: Graciela Aráoz


Jueves 29 de abril




EL FESTIVAL EN LA CALLE
LECTURAS DE POESÍA EN BARES NOTABLES
DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
PROGRAMACIÓN



Café Margot
Horario: 16, 30 hs.
Dirección: Boedo 857 - Barrio: Boedo
Participan: José María Memet, (Chile) Elena Anníbali (Córdoba) y Francisco Daireaux (CABA)
Coordina: Aldana Gaggero (CABA)

Café Tortoni
Horario: 11 hs.
Dirección: Av. de Mayo 825/29 - Barrio: Monserrat
(54 11) 4342 4328
tortoni@cafetortoni.com.ar
http://www.cafetortoni.com.ar/
Participan: Pedro Enríquez (España); Rodolfo Edwards (CABA) y Danilo Incerti (La Pampa)
Coordina: Inés Manzano (CABA)

Clásica y Moderna
Horario: 17 hs.
Dirección: Av. Callao 892 - Barrio: Recoleta
(54 11) 4812 8707
clasica@clasicaymoderna.com.ar
http://www.clasicaymoderna.com/
Participan: Lourdes González Herrero (Cuba), María Julia De Ruschi (CABA) y Miguel Ángel Federik (Entre Ríos)
Coordina: Gisela Galimi (CABA)






Confitería del Hotel Castelar
Horario: 15 hs.
Dirección: Av. de Mayo 1048 - Barrio: Monserrat
(54 11) 4383 5000 / 9
info@castelarhotel.com.ar
http://www.castelarhotel.com.ar/
Participan: Jaime B. Rosa (España), Alfredo Luna (Catamarca) y Beatriz Schaefer Peña (CABA)
Coordina: Poly Balestrini (CABA)

36 Billares
Horario: 16:30 hs.
Dirección: Av de Mayo 1265/71 Barrio: Monserrat
(54 11) 4381 5696
info@los36billares.com.ar
http://www.los36billares.com.ar/
Participan: Concepción Bertone (Rosario, Santa Fe), Hilda Rais (CABA), Leonardo Martínez (Catamarca) y Esteban Nicotra (Córdoba)
Coordina Juan Pablo Bertazza (CABA)

Café El Banderín
Horario: 13 hs
Dirección: Guardia Vieja 3601 - Barrio: Almagro
(54 11) 4862 7757
info@elbanderin.com.ar
http://www.elbanderin.com.ar/
Participan: Macky Corbalán (Neuquén), Leopoldo “Teuco” Castilla (Salta, residente en CABA), Alberto Szpunberg (CABA) y Luis Raúl Calvo (CABA)
Coordina: Laura López (CABA)


CIERRE DEL FESTIVAL EN LA CALLE
PERFORMANCE
POETAS CON MEGÁFONO


Centro Cultural de España, sede San Telmo
Dirección: Balcarce 1150 (entre Humberto Primo y San Juan)


A las 19:00

Presenta Graciela Aráoz y Ricardo Ramón Jarne.


Participan:
Bruno Di Benedetto (Chubut, Argentina)

Hélène Dorion (Canadá) – Lectura en español por Mónica Tracey

Lourdes González Herrero (Cuba)

Yutaka Hosono (Japón) – Lectura en español por Julio Salgado

Darío Jaramillo Agudelo (Colombia)

Adnan Özer (Turquía) – Lectura en español por Víctor Redondo

Antonio Gamoneda (España)




Como en ediciones anteriores, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, a través del Festival, se expande a otros circuitos de la ciudad con el objetivo de contribuir a la mayor difusión de la poesía y sus poetas; y con esto promover la lectura de libros. Este año, se realizarán lecturas de poemas en Bares Notables de diferentes barrios y el cierre de este itinerario de la poesía en la feria y la ciudad será con una Performance: Poetas con megáfono, en el Centro Cultural de España, en su sede de San Telmo, el jueves 29 de abril a las 19:00 (Balcarce 1150, Entre Humberto Primo y San Juan).


Coordinación general: Graciela Aráoz
Asesoramiento: Hugo Padeletti
Coordinadora ejecutiva: Claudia León
Comisión organizadora: Poly Balestrini y Juan Pablo Bertazza

Colaboradoras: Aldana Gaggero, Gisella Galimi y Laura López


c.e. info@festivaldepoesia.com.ar

sábado, 17 de abril de 2010

170410

metí la mano en la olla de la vida:

estaba la carne oscura del cordero
su sangre entre alambrados
y más grande el pueblo que prodiga
en el agua su veneno

estaba el padre enfermo, el hongo
que pudre y alucina al árbol joven

no estaba mi pureza, pero encontré el asco
la rabia
el tristísimo oro de la rabia
su luz entre tinieblas

viernes, 26 de marzo de 2010

Luciano Lamberti-Poemas

1-

Yo pensaba en los que están despiertos
mientras los otros duermen, en los vigilantes,
en los que sostienen al mundo cuando nadie
lo ve, y el mundo corre el peligro de esfumarse.
Ellos no duermen, tienen los ojos blancos y el corazón
sintonizado en el futuro. Yo duermo
en medio de la tierra seca,
esperando al rayo desde el estómago gris de la nube
sabiendo que hay alguien velando por mí.



2-

Estaba en la tierra caliente y levanté los ojos.
Le hablé a la piedra encendida por siempre en la altura.
Le pedí: la consumación de todo lo visible,
la combustión espontánea, el granito calcinado por su beso.
¿Para qué? Para que no quede más que el amor,
la tenue sombra de un corazón desangrado,
el canto del grillo.



3-

Vos eras como el viento que atraviesa el monte.
Vos robaste la piedra encendida para que nadie se perdiera en el monte.
Eras la montaña que brama, la montaña que canta.
Vos no dejabas a nadie sin levantar una piedra
y ver el grillo. Nos llevabas a cuestas
hacia el rancho y la sombra.
Los últimos se quedaron balando y mirándose los pies.
Nos apagaste el corazón para dormir.


4-


En mis sueños traías fruta en las manos,
era el futuro. En mis sueños nos juntábamos a tu alrededor
para cantar, una luz de piedra encendida saliendo de tu corazón,
comiendo al lado de animales desnudos.
Vos venís, vos estás viniendo, se oye bramar
la tierra. Vos curás la primera herida que desfigura la cara.

Nota: Luciano Lamberti nació en 1978. Publicó Sueños de siesta (La Creciente), San Francisco / Córdoba (Funesiana) y cuentos en varias antologías.