viernes, 13 de febrero de 2009

Shhh...

3 comentarios:

Leticia dijo...

No se por qué pero me imagine tomando un whisky, a media luz, sentada en la banqueta de un bar, que podría ser mi casa. Solo faltaría un motivo para llorar.

Elena dijo...

Let, a falta de motivos para llorar, la belleza siempre podrá celebrarse.
Bacci!

Leticia dijo...

lo decís por mi? jeje
A ver cuando te venis a Córdoba y nos vamos a tomar unas cañas...
besos