lunes, 2 de mayo de 2011

A un dios desconocido- A. Schmidt

De esta conversación que no termina nunca
líbrame

que no surja palabra de mi boca
a encabezar noches incesantes
todo se ha perdido en la vida
y lo hallamos después
como plantas de Cristo
en sepelio de río.

Oscuridad del aire es la palabra
apaga
y algo más

no me libres del aire
la luz

o deposítame entre líneas
de viajeros

líbrame del espíritu
del velo en casa de mi padre
del espesor fantasma

de amar la cicatriz halagadora
líbrame…

Ya todo se enciende en subsistencia
desde la carne al sueño
la puridad aterra

lo sabes
harto de climas
me alejo, llegas
me acerco, huyes…

Es esa la física de la desesperación.

Líbrame
dame la escala de Jacob
sin espuma del mundo

de una rosa perfecta mojada por los ojos
y los buenos amigos que me quieren de piedra
líbrame.


Ocupa el corazón con que solía
donar años al recién

de mi madre la torpe
y el dolor de espalda
líbrame.

Tú que abres mi boca
y empeñas su tumba de certeza.



de , Ediciones Cartografías,Río Cuarto,Provincia de Córdoba,2011

5 comentarios:

Leticia dijo...

ya salio el libro? lo quiero iaaa!

L dijo...

Muy bueno! gusto mucho.

Carla Valdés Del Río dijo...

Que tremendo descubrimiento !

lucía dijo...

impresionante, me sumo a querer el libro, muchas gracias hoy necesitaba leer algo tan hermoso

Elena dijo...

Los libros ya están publicados por Editorial Cartografías. Si quieren comunicarse directamente con el autor, en el margen derecho hay una lista de blogs donde aparece el suyo. Su poesía es esa clase de escritura que hace mejor el mundo. Alejandro es la clase de tipo que hace mejor el mundo.