jueves, 27 de enero de 2011

270111

si yo supiera hacer esto, digo,
abrir el túnel de mi boca y que salga
otra cosa que la sombría respiración
del muerto
la pálida baba

toda una noche muda
toda una noche muda temblando
loca de amor por esta tormenta que rompe
con su furia
las taperas de dios

viene el ángel de las correntadas
cruza la ruta y trae
un perro intacto, los nidos
del aterciopelado carancho
y después las chapas, la tierra
en remolinos, los alambres de púas

¿qué hago yo, pobre mujer,
con este ahogo y toda
toda
esta belleza?

¿habrá muerte para mí después de esto?

4 comentarios:

el gato utópico dijo...

Elena:
Es una alegría volver a leerte.
Aún hoy, que es tiempo de cuchillos helados.
"si yo supiera hacer esto, digo,
abrir el túnel de mi boca y que salga
otra cosa que la sombría respiración
del muerto
la pálida baba"
Si también yo pudiera hacer esto, imagen fuerte e imagen real.
Hacer del deseo una realidad, de una vez por todas... que sea realidad.
Te mando un beso grande desde esta Madrid congelada.

Leticia dijo...

Amiga qué linda vuelta...no hay muerte. Existe la belleza de morir. Bs.

Leonardo B. dijo...

[no poema adentro, sinto-me em casa, tão distante, tão perto]

um abraço,

Leonardo B.

Alejandro Schmidt dijo...

gracias